• Manual Ganadero

  • Ganadería | Vicar Farmacéutica S.A.
  • Aplicación de Inyecciones

  • CLASES DE INYECCIONES
    Subcutáneas que también se llaman hipodérmicas.
    Intravenosas o endovenosas
    Intramusculares
    Intradérmicas
    Y algunas otras que se usan para casos especiales.

    SUBCUTÁNEAS
    En bovinos, basta con tomar entre los dedos de la mano izquierda, la piel de la tabla del cuello del animal y con la aguja en la mano derecha clavar uno o dos centímetros de ésta a través de la piel. El líquido debe quedar entre cuero y carne.
    En porcinos, el mejor sitio es detrás de la oreja, o en la cara interna de la pierna. En general se usa esta vía para medicamentos que requieran lenta absorción.

    INTRAVENOSAS Ó ENDOVENOSAS
    En bovinos, se aplica introduciendo la aguja en la vena yugular del cuello, el líquido se inyecta lentamente para que se mezcle con la sangre.
    Para tomar con facilidad la vena yugular es indispensable que ésta, esté bien llena; esto se logra comprimiéndola con el dedo o amarrando fuertemente con una cuerda la parte baja del cuello; la vena llena, se pone tensa se vuelve visible y entonces se puede clavar la aguja.
    Si penetra bien dentro de la vena, sale sangre por el otro extremo de la aguja.
    Antes de intentar poner una inyección intravenosa es necesario verificar;
    Primero: que la aguja este totalmente destapada, debido a que el menor obstáculo dentro del calibre (luz), no permitirá fluir el medicamento o se podría introducir algún contaminante,
    Segundo: se debe cuidar que la jeringa no contenga aire al momento de aplicar la inyección. "Introducir aire en la sangre es perjudicial para el animal".
    Las inyecciones intravenosas deben aplicarse siempre muy lentamente, el hacerlo apresurada o incorrectamente, puede traer grandes riesgos en la salud o consecuencias fatales al animal (shock). Cuando se halla terminado de colocar la inyección, se retira la aguja y se comprime el cuello con el dedo en el sitio por donde se clavo la aguja para evitar un desangrado del animal.

  • INTRAMUSCULARES
    Se clava la aguja limpia de un sólo golpe, verticalmente sobre los músculos gruesos del animal, se empata la jeringa y se inyecta el contenido del medicamento.
    En bovinos, las regiones más apropiadas para aplicar las inyecciones intramusculares son aquellas en que las masas musculares son grandes, como el anca, o parte posterior de la pierna.

    VÍA ORAL
    Siendo la vía oral el medio más fácil (y más frecuente) para la administración de medicamentos en el ganado, se debe tomar sin embargo algunas precauciones.
    Un remedio mal suministrado, puede irse a los pulmones, en lugar del estómago y el animal, podría morir a los pocos días de pulmonía.
    Para facilitar la deglución del medicamento suministrado, se debe tomar la lengua con una mano haciendo tracciones intermitentes, en la medida en que entre en la cavidad bucal las soluciones administradas.
    Retire el contenedor del medicamento cuando note que en la boca hay cantidades suficientes de la solución, repita esta operación hasta cuando el animal termine el medicamento.

    Recuerde que los animales necesitan respirar y no pueden hacerlo cuando están tomando algún remedio; si no se les retira la botella de vez en cuando, para respirar, tendrá que hacerlo con el.

    DOSIS RECOMENDADAS
    En cada medicamento hay un capítulo que indica la dosis de medicamento que se debe administrar al animal diariamente, según su especie y peso para lograr su recuperación. Las dosis indicadas para cada caso, son las que en estudios clínicos se ha mostrado como terapéuticas.
    Como ayuda en la dosificación a nivel del campo, nos permitimos adjuntar el siguiente cuadro comparativo, tomando como base el caballo y su relación con otras especies adultas.

    Cuando al caballo adulto se le da un gramo:
    Al ganado vacuno se le dará 1.1/½ veces la dosis del caballo.
    A la oveja una 1/5 parte de la dosis del caballo.
    A la cabra una 1/5 parte de la dosis del caballo.
    Al cerdo una 1/8 parte de la dosis del caballo.
    Al perro una 1/10 parte de la dosis del caballo.
    Al gato una 1/20 parte de la dosis del caballo.

    Cuando al caballo adulto se le da un gramo.
    Al potro de 18 a 36 meses se le dará la mitad.
    Al potro de 9 a 17 meses se le dará la cuarta parte.
    Al potro de 5 a 8 meses se le dará la octava parte.
    Al potro de 1 a 4 meses se le dará la décima parte.