• Manual Ganadero

  • Ganadería | Vicar Farmacéutica S.A.
  • Envio de muestras al laboratorio

  • La recolección de materiales (muestras) para ser analizadas en el laboratorio deben cumplir con ciertos requisitos pendientes a suprimir las posibilidades de daños, alteraciones, infecciones, derramamientos, etc; producidos por el transporte, al cambio de clima y otras circunstancias e improvistos que pueden invalidar o alterar los resultados y su útil uso en el control de la enfermedad que causa el problema.

    TOMA DE SANGRE
    El diagnóstico de ciertas enfermedades, como la Anaplasmosis, Babesielosis, Tripanosomiasis, que atacan a los animales, se hace a partir de muestras de sangre de animales enfermos sospechosos.

    En una lámina porta-objetos, coloque una gota de sangre, sospechosa (animal enfermo) del tamaño de una cabeza del alfiler y extiéndala con la ayuda de otra lámina hasta producir una capa casi transparente.

    Después que se ha secado, al medio ambiente, envuelva bien la lámina; cuando son varias las laminas se las separa con papelitos, envolviéndolas luego en algodón y se las pone en una cajita, para ser despachadas al laboratorio.

    Para el diagnóstico del aborto infeccioso de Bang se requiere de 10 a 20cc de sangre, que deben ser recogidos en un frasco previamente hervido, seco y estéril de preferencia con tapa perforable de caucho y sin anticoagulante.

    Pasadas 12 horas de haber mantenido la sangre en reposo en un sitio fresco y/o cuando se nota la separación de un coágulo de color rojo, y un líquido (suero sanguíneo), sin agitarla se procede a empacar convenientemente las muestras de cada animal debidamente identificadas para su remisión al laboratorio.

    Para abortos ocasionados por otros tipos de agentes (virus) se requiere otra clase de muestras, que deben ser tomadas por el Médico Veterinario. Cuando se trate de casos sospechosos de Carbón Bacteridiano, es posible utilizar sencillamente una tiza, la que se impregna profundamente de sangre y en esta forma se la remite al laboratorio debidamente protegida y en el menor tiempo posible.

    Por regla general, es mejor, que la sangre, leche, tejidos, secreciones para exámenes de laboratorio sea tomada por un Médico Veterinario.

    Sólo el por su experiencia y por sus conocimientos, puede definir el tipo de muestras necesarias y tomar las medidas preventivas para infectar las muestras obtenidas con otros gérmenes que no corresponden propiamente a la investigación que se trata de hacer y que por tanto pueden desorientar el resultado final del estudio, que se practique en el laboratorio, como las acciones posteriores para controlar la enfermedad.

  • ENVÍO DE MATERIAL SÓLIDO
    La toma de muestras de órganos para el envío al laboratorio, siempre debe ser hecha por el Médico Veterinario; sin embargo cuando se trata, de la necesidad de enviar huesos, es preferible remitir un hueso entero, de preferencia una canilla completa fresca, siempre desprovista de todo tejido (piel, tendones, etc).

    El hueso completamente limpio ha de ser puesto en cal o carbón vegetal molido y envuelto en un papel impermeable, antes de hacer el paquete que se despacha al laboratorio.

    ENVÍO DE HECES
    Muy frecuentemente los ganaderos tienen necesidad de enviar heces para determinar el agente patógeno que afecta su ganadería.

    La recolección es fácil y está prácticamente al alcance de cualquier persona. Las únicas precauciones con las que el excremento ha de estar fresco y no muy abundante.

    Solo se necesita una cantidad no mayor de 50 gramos. El envase puede ser una caja metálica, herméticamente cerrada.