• Principales Enfermedades

  • Enfermedades | Vicar Farmacéutica S.A.
  • DISTOMATOSIS HEPÁTICA

  • Fasciola o Mariposa del Hígado. Una de las enfermedades parasitarias más extendidas en los ganados de las regiones frías y pantanosas es comúnmente conocida con el nombre de "Mariposa de Hígado".

    Afecta los vacunos de cualquier edad y es producida por un parásito que llega al estómago con los pastos y aguas de bebidas estancadas, para terminar su desarrollo en el hígado. La primera fase de vida de la larva de la fasciola, desde cuando sale del huevo hasta cuando es ingerida en pastos o bebidas para llegar al estómago e hígado, la efectúa en el caracol, (Limnaea truncata) abundante en lagunas y pantanos.

    SÍNTOMAS
    Al principio la enfermedad es poco aparente, salvo un poco de somnolencia, decaimiento y debilidad muscular, con apetito normal pero mal estado de los animales. En el segundo período se nota anemia (mucosas pálidas), apetito irregular y sed intensa. A veces con presencia de ligeros edemas o hinchazones fríos, en el pecho y vientre. En el tercer período los enfermos están débiles, comen poco y digieren mal. Aparecen edemas en la quijada y por último, la diarrea se presenta con tal intensidad que viene a apresurar la muerte del animal por deshidratación.
    Al examen específico de los excrementos se encuentran los huevos del parásito, razón por la cual conviene tratar inmediatamente los enfermos a fin de evitar que con los excrementos, la enfermedad se propague a otros grupos de animales.

    CONTROL
    Se debe evitar el acceso de los animales a las praderas empantanadas.
    Las aguas detenidas o de lento curso y que sean fuente de consumo para el ganado deben ser tratadas periódicamente con Sulfato de Cobre para controlar el caracol, un tratamiento radical es aislar y sacar los animales que se encuentran en producción de las zonas contaminadas.

    TRATAMIENTO
    Los animales enfermos se deben tratar con Bovipur o Bovipur 25%Co con el doble de las dosis indicada para el control de parásitos Gastrointestinales y con una frecuencia de por lo menos cada tres meses.

    Volver Arriba
  • MATITIS, MASTITIS O MAMITIS

  • Mastitis es la inflamación total o parcial de la ubre o de glándula mamaria, además de ser contagiosa. Un mal manejo del hato en el pre-ordeño, ordeño y post-ordeño, generaría contagios.
    Se presenta de dos formas:
    • Clínica (Aguda-Crónica)
    • Subclínica.

    Y se conocen dos tipos:
    • Mastitis primaria causada por agentes infecciosos como: Bacterias, Streptococus agalactiae, sp. dysgalactiae, S. uberis, sp. pneumoniae, Staphylococcus aureus, Corynebacterium pyogenes, C. bovis, Pseudomona aeruginosa, Fusobacterium sp, y C. tuberculosum, Pas-terella multocida, E coli, Micoplasma sp.
    •Mastitis secundaria se presenta en el transcurso de enfermedades infecciosas como Brucellosis, Fiebre Aftosa, etc., e infecciones causadas por hongos, levaduras y traumatismos.

    SÍNTOMAS
    Dependiendo del agente causal y resistencia al tejido mamario, puede haber o no alteraciones en el tejido glandular, por lo que el diagnóstico está sujeto hoy en día a diversas pruebas indirectas. Se presenta desde una inflamación aguda hasta fibrosis y toxemias graves.

    La Mastitis Clínica se caracteriza por los cambios visibles en la ubre y en la leche.

    Manifestaciones Agudas con inflamación de la ubre semi dura, dolorosa y caliente, la leche con aspecto purulenta o sanguinolenta. Crónica, cuando no es bien tratada la forma aguda, el tejido glandular de la ubre es reemplazado por tejido fibroso. Inicialmente la leche se nota con grumos, en los días siguientes estos se van haciendo más grandes hasta obstruir por completo el canal del pezón.

    El cuarto afectado esta ligeramente hinchado, caliente y muy sensible. Mas tarde, al cabo de unos cuatro días, es difícil ordeñar el cuarto enfermo porque el canal del pezón se encuentra tapado completamente por masas caseosas de color amarillento o rojizo.

    A medida que la enfermedad avanza se pueden infectar mecánicamente por el ordeñador los cuartos restantes produciendo fiebre y malestar general y no es raro que se presente una septicemia (paso de los microbios a la sangre) que determina rápidamente la muerte de la vaca enferma.

    CONTROL
    Un programa eficaz puede ser disminuyendo la duración de la infección tratando todos los cuartos de todas la vacas en período seco, tratar los casos clínicos a medida que se presentan y descubrir los casos clínicos crónicos. Reducir el índice de infecciones nuevas lavando los pezones después de cada ordeño, mantener el equipo de ordeño limpio antes y después del ordeño, lavar ubres antes y después de cada ordeño. Las ubres de los animales deben lavarse para evitar el barro y las heces fecales. El ordeñador debe tener las manos limpias.

    TRATAMIENTO
    La forma Clínica Aguda debe ser tratada con antibiótico tipo Penicilina, Estreptomicina, Vicarpen o Unimast, aplicado por vía intramuscular y repetir la aplicación a las 24 horas, si es necesario; completar el tratamiento con un ordeñado profundo y aplicar o frotar simultáneamente la ubre, con Pomada Socomvesa; simultáneo a esto se debe aplicar Fadyne A4 para ayudar a reducir la inflamación, el dolor y la fiebre ocasionada por la mastitis.
    Según su gravedad por tres a cuatro días seguidos, debe hacerse énfasis en el aseo y vaciado previo de cada cuarto, antes del tratamiento. En la forma crónica inyectar intramamariamente durante 3 días seguidos. Oxitetraciclina, Vicarpen, Panamicina L.A. o Unimast en dosis de 10 ml y secar el cuarto afectado.

    Volver Arriba
  • METRITIS

  • Análisis |Vicar Farmacéutica S.A.
  • Inflamación de la Matriz (útero) que se presenta con frecuencia con una infección secundaria por abortos o después de una infección placentaria ocasionada por diversas causas. Las hembras afectadas arquean el dorso y se esfuerzan por expulsar por la vulva un líquido amarillento fétido que más tarde se torna purulento.
    Estos casos se pueden complicar con una infección general (septicemia o piemia) que puede acabar con la vida del animal en pocos días.

    Las causas de la enfermedad son muchas y no es posible determinar una específica, generalmente es secundaria a la Brucelosis, Campilobacteriosis, Tricho-moniasis, Leptospirosis o a los agentes micóticos o virales.

    SÍNTOMAS
    Se reconocen por fiebre alta, inapetencia, depresión, secreción purulenta por la vulva y restos irregulares. La inflamación puede ser leve y al no implantarse el embrión las hembras repiten calores o puede ser grave presentándose un proceso purulento simulando una preñez. Para un diagnóstico temprano consulte al Médico Veterinario.

    CONTROL
    Se debe tener una higiene óptima en el momento del parto, llevando a potreros limpios las vacas a parir y evitando los traumas en el útero y evitando la entrada de cuerpos extraños a éste como polvo, tierra, etc.

    TRATAMIENTO
    Como Tratamiento Preventivo:
    Ha resultado de gran efectividad aplicar a las vacas que acaban de parir una inyección de 5 ml de Hormofisina para ayudar a la expulsión de los "pares" o placenta y acelerar la recuperación del útero. Se puede repetir la dosis al día siguiente, si fuera necesario.
    Como Tratamiento Curativo:
    El tratamiento de las Metritis agudas consiste en lavados uterinos frecuentes con soluciones desinfectantes antibióticas Vicarpen, Unimast, Panamicina L.A., Oxitetraciclina después de los lavados se aplicarán de una a dos inyecciones de Hormofisina, con el objeto de ayudar al útero a expulsar todo el lavado y secreción purulenta que le haya podido quedar en la matriz.

    A continuación se aplicará una inyección de Sulfa-metazina, Oxitetraciclina, Panamicina L.A. Intra-venosa o Unimast 20 intramuscular, según lo indique el Médico.
    Como anti-inflamatorio y antipirético (Fiebre) se recomienda el Fadyne A4.

    Volver Arriba
  • PAPERA O GURMA

  • Adenitis equina, Gargantó n, Peste de moco, Buenamoza, etc. Esta enfermedad aguda se presenta en los caballos jóvenes menores de 5 años pero también se observa en animales mayores, causada por el Streptococcus equi, se caracteriza por inflamación de las vías respiratorias altas, con formación de abscesos en los ganglios linfáticos regionales.
    Los animales dejan su secreción nasal en pastos y recipientes, propagándose la enfermedad ya que la bacteria permanece viable hasta por un mes.

    SÍNTOMAS
    Los síntomas predominantes son catarro nasal con moco, al principio claro y más tarde espeso y purulento con inflamación de los ganglios de la garganta. Los animales se muestran decaídos, tosen y no comen, especialmente alimentos duros, prefiriendo los líquidos. Cuando la enfermedad se presente en forma aguda se observan otros síntomas pulmonares y digestivos que son mucho más graves, los ganglios linfáticos se hacen duros, dolorosos, calientes y presentan abscesos, si no se tratan a tiempo éstos se pueden extender a la cara y extremidades e inclusive a cualquier víscera llegando a producir la muerte.

    CONTROL
    Se debe limpiar todos los objetos que hayan estado en contacto con los animales enfermos. Como ésta enfermedad es muy contagiosa para animales menores de 5 años, es muy conveniente para los criadores y para los que manejan caballos y mulas prevenir su propagación mediante el aislamiento y tratamiento adecuado de los animales enfermos.

    TRATAMIENTO
    Una vez se declara la enfermedad en una caballeriza, deben aislarse los animales enfermos, protegiéndolos de las lluvias y administrarles diariamente por 3-4 días, Quimfar XX-22 inyectado asociado con Oxitetraciclina, Panamicina L.A. o Vicarpen; en dosis acordes con el peso del animal y la gravedad de la enfermedad.
    Aplicar Fadyne A4 para disminuir fiebre, dolor e inflamación conjuntamente con un antibiótico.
    Aplicar Gluconato de Calcio o Novafos en caso de deshidratación e inapetencia. En tratamiento de recuperación se debe aplicar Cacodil B12 como tónico reconstituyente.

    Volver Arriba